Ventajas de las estructuras organizativas híbridas

Una empresa puede elegir entre una amplia gama de posibles estructuras organizativas. Las organizaciones laterales, las organizaciones de arriba hacia abajo y otros tipos de estructuras organizativas pueden combinarse en una estructura híbrida. El Banco Mundial define una estructura organizativa híbrida como aquella en la que se utiliza más de un diseño organizativo. Esto permite que una empresa tenga más flexibilidad en la distribución del trabajo y la asignación de roles. Puede ser especialmente beneficioso en pequeñas empresas, donde hay menos empleados para administrar las operaciones diarias.

Misión compartida

Una estructura organizativa híbrida crea una misión compartida y permite a los empleados trabajar en diferentes proyectos y en diferentes sectores. Esta estructura crea un equipo unificado de personas con un objetivo común y diferentes niveles de experiencia e interés. Cada empleado puede realizar su trabajo en las áreas para las que se adapta mejor, pasando de un proyecto a otro e informando a diferentes personas cuando sea necesario.

Interrupción del mercado

Las organizaciones híbridas se prestan a la llamada disrupción del mercado, que es cuando una organización o producto se inserta en un mercado de la misma manera que un niño se lanza a una piscina. Mediante el uso de métodos virales y causando sensación, la estructura organizativa híbrida es capaz de superar las barreras tradicionales de un mercado, como los presupuestos publicitarios que podrían paralizar organizaciones económicamente más pequeñas. Una estructura organizativa híbrida puede montar la ola de disrupción del mercado hasta el punto máximo de crear un bombardeo masivo de medios que impulse el desarrollo y la demanda de productos.

Escala de uso

Otro beneficio de la estructura organizativa híbrida es la escala masiva que se puede alcanzar mediante su uso. En lugar de tener una estructura tradicional de alta dirección y empleados, una organización híbrida utiliza una estructura basada en una telaraña que involucra a grupos de individuos, a veces en diferentes áreas geográficas, que trabajan juntos para lograr objetivos compartidos. Esto también elimina el problema de las tuberías de distribución que ralentizan el acceso al producto terminado.