Diferencia entre análisis FODA y TOWS

¿Ha realizado un análisis DAFO sobre su negocio últimamente? Deberías considerarlo. Las empresas y sus entornos competitivos cambian constantemente. Las estrategias deben analizarse y actualizarse continuamente para permanecer en el negocio. El propietario de un negocio debe estar al tanto y adaptarse a estos cambios, si quiere sobrevivir.

La combinación de un análisis FODA con estrategias TOWS brinda a los propietarios de pequeñas empresas la base que necesitan para construir sus empresas y seguir adelante.

¿Qué es FODA?

DAFO es un método para analizar las fortalezas y debilidades internas de una empresa y su entorno externo de oportunidades y amenazas.

Fortalezas: Son áreas en las que la organización es mejor y supera a la competencia. Algunos ejemplos son un fuerte reconocimiento de marca, una base de clientes leales, una tecnología exclusiva y una situación financiera saludable.

Debilidades: estas son áreas problemáticas que no se están desempeñando a niveles óptimos y que necesitan mejoras. Estos podrían ser una alta rotación de empleados, mala calidad del producto, una fuerza de ventas desmotivada, falta de capital y un nivel excesivo de deuda.

Oportunidades : los gerentes han identificado mejores oportunidades para expandir y vender más de sus productos y servicios. Puede ser ir a nuevos mercados internacionales, desarrollar una línea de productos innovadora o aprovechar las debilidades de un competidor.

Amenazas : estos son factores que pueden dañar una empresa: cosas como costos en rápido aumento, nuevos competidores en el mercado, oferta de mano de obra más ajustada, cambios demográficos y más regulaciones gubernamentales.

La realización de un análisis DAFO en su empresa no debería ser un ejercicio mental abrumador. Debe ser breve y sencillo. ¿En qué es bueno tu negocio? ¿Dónde estás débil? ¿Cuáles son las oportunidades brillantes que ve y qué amenazas lo asustan? Eso es. No es necesario pensar demasiado en este proceso.

¿Qué es TOWS?

TOWS es un acrónimo de amenazas, oportunidades, debilidades y fortalezas. Amplía un análisis FODA.

TOWS examina las oportunidades y amenazas externas de una empresa y las compara con las fortalezas y debilidades de la empresa. Este análisis forma la base para desarrollar estrategias TOWS y formar tácticas viables.

¿Qué son las estrategias TOWS?

Las estrategias TOWS se dividen en cuatro categorías:

Fortalezas-Oportunidades: Desarrolle planes que aprovechen las fortalezas de la empresa para capitalizar las oportunidades. Algunas ideas podrían ser diversificar hacia nuevos mercados, mejorar la calidad de los productos y reducir los costos de los productos más vendidos.

Debilidades-Oportunidades: Después de identificar las debilidades, concéntrese en las formas de resolverlas con el objetivo de aprovechar las oportunidades. Esto puede requerir encontrar proveedores nuevos y más baratos, desarrollar campañas de marketing más agresivas y revisar los procesos operativos para reducir los costos.

Fortalezas-Amenazas: Utilice las fortalezas de la empresa para contrarrestar amenazas externas. Si la empresa tiene un departamento de investigación y desarrollo sólido, por ejemplo, inicie nuevos proyectos de desarrollo de productos para ingresar a diferentes mercados.

Debilidades-Amenazas: encuentre formas de minimizar las debilidades y contrarrestar las amenazas. Esto podría implicar el cierre de productos de baja venta, el despido de empleados con bajo rendimiento y el desarrollo de técnicas de venta más agresivas.

Si está haciendo un análisis FODA y crear estrategias TOWS suena como una pérdida de tiempo para el propietario de una pequeña empresa, no lo es. De hecho, un análisis FODA es aún más crítico para las pequeñas empresas que normalmente no cuentan con grandes departamentos corporativos para recibir soporte. La carga de mantener y hacer crecer una empresa recae enteramente sobre los hombros del propietario, quien siempre debe estar alerta para contrarrestar y reaccionar a los cambios en el mercado. Los métodos SWOT y TOWS son una forma sencilla y organizada para que el propietario de una pequeña empresa desarrolle un plan para el futuro, de modo que la empresa pueda sobrevivir a largo plazo.