Mi MacBook siempre se recalienta

Si la temperatura en una MacBook que se recalienta demasiado, puede dañar permanentemente los componentes sensibles de la computadora portátil. Por lo tanto, es importante mantener su MacBook lo más fresco posible para evitar dañarlo y también para extender la vida útil de la máquina. Puede reconocer cuando su MacBook se está sobrecalentando porque la carcasa se calienta y el rendimiento del sistema disminuye. Puede tomar varias medidas para aliviar el problema de sobrecalentamiento y evitar que ocurra.

1

Desactivar elementos de inicio de sesión. Estas son aplicaciones que se inician automáticamente cuando inicia sesión en su MacBook. Demasiadas aplicaciones ejecutándose simultáneamente pueden hacer que su MacBook se sobrecaliente. Haz clic en el icono "Apple" en la esquina superior izquierda del escritorio de tu MacBook, luego selecciona "Preferencias del sistema" en el menú desplegable. Haga clic en "Cuentas", luego haga clic en "Elementos de inicio de sesión". Seleccione un elemento de la lista que no desee que se inicie automáticamente, luego haga clic en el botón "-". Repita el proceso para cualquier artículo que desee detener.

2

Coloque su MacBook sobre superficies sólidas y planas. Las superficies blandas, como una manta o una cama, pueden bloquear las rejillas de ventilación de su computadora MacBook, lo que hará que la computadora portátil se sobrecaliente.

3

Use un refrigerador para computadora portátil, que son bandejas hechas de metal o plástico duro que elevan su MacBook por encima del área de trabajo. Esta elevación aumenta el flujo de aire hacia la parte inferior de la computadora portátil, lo que evita el sobrecalentamiento. Además, algunas neveras portátiles tienen ventiladores integrados, lo que proporciona un flujo de aire adicional para ayudar a enfriar aún más la computadora portátil.

4

Rocía aire comprimido en las rejillas de ventilación de tu MacBook. Si las rejillas de ventilación se atascan con polvo, pueden recalentarse porque el aire caliente de la computadora portátil no se está dispersando. Rocíe ráfagas de aire cortas y controladas en las rejillas de ventilación.